domingo, 6 de noviembre de 2011

¿?

Siempre serás mi inspiración, aunque la eche en falta en días como hoy, porque suele marcharse, sin equipaje ni miradas atrás, para refrescar un poco las ideas supongo, inconvenientes de depender de un espíritu libre.
Que extraño, es como si me faltase algo, como si una pieza no encajase...
Miro las páginas que me quedan por leer, agudizo el oído, pero siguen sin llamarme, tampoco resuena esa voz en mi cabeza, la que sabe a tinta y desorden, ni noto ese cosquilleo al acariciar las cuerdas... nada, solo vacío en la mente, silencio, remordimientos y ansiedad, que extraño día, y esos ojos torturados no me reconfortan precisamente. Ayer fue peor, tanto que ni siquiera veía el camino trazado entre la lluvia, que extraña sensación. Un rayo de sol, ¿que hace aquí? desentona como una rosa en el desierto, y hablando de desiertos, ¿donde estoy?

No hay comentarios:

Publicar un comentario