sábado, 22 de octubre de 2011

Seguro que no

La euforia me hace sonreír, reírme a carcajadas de hecho, es genial, maravillosa, la mejor sensación del mundo, o lo sería si tuviese alguna lógica sentirla en este momento, en esta estación de errores, donde, al parecer, he comprado todos los billetes. Solo ida por favor.
Y es que, decir que es lo que quiero, que estaría bien, sería la más fea de las mentiras, entonces, ¿Porque sigo en este andén? Malditas sean las circunstancias que no me dejan ser yo misma, ni pensar con la cabeza fría. Pero bueno, ya que no parezco con demasiadas ganas de hacer el camino a pie, me dejaré llevar, un poco de diversión al margen de la moralidad, seguro que no me arrepiento...

No hay comentarios:

Publicar un comentario