miércoles, 24 de agosto de 2011

Simple

Levantas la vista de la pantalla, no sé si escondiendo algo de confusión o una carcajada, y me preguntas por qué casi todo lo que has leído es tan triste. Bien, era una sonrisa. Me quedo un rato pensando, no porque no me hubiese percatado de ello hasta ahora, sino porque nunca lo había dicho en voz alta. Te contesto que la tristeza es interesante {Tenía razón, había algo de confusión tras tus pupilas}, que mi vida es plena, feliz, como la de la mayoría de la gente, es un sentimiento facilmente comprensible, el bienestar es lo normal, algo común, por eso escribo sobre cosas que no se sienten todos los días, hechos extraordinarios y difíciles de entender, así es como veo la melancolía. Probablemente me estés tomando por loca, pero una vez más, me sorprendes, y me dices que en ese caso, escriba sobre ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario