viernes, 29 de julio de 2011

Brutto sogno

Me miró con aquellos ojos de gata callejera, abandonada pero feroz, maquillados con el poder que suministra el orgullo. Movió sus labios rojo escarlata, formando palabras con maestría, supongo que eso nunca se pierde, pero carentes de la elegancia que una vez las vistió. Me reí por no llorar, una risa cruel, sentía el sonido atascado en mi garganta, extraño, ajeno... Tanto tiempo viendo a un maestro ejercer su oficio le confieren a una ciertas cualidades que no pensaba desaprovechar. De pronto se volvió diminuta, y de sus ojos resbalaron lágrimas brillantes, borrando el maquillaje, dejando a una niña asustada. Sin darme cuenta bajé la guardia, se me olvidó que esto era una batalla, se me olvidaron los arañazos, los gritos, los años... olvidé, porque ese siempre fue mi trabajo, y me encontré de nuevo con ese lazo, con esas dos niñas cogidas de la mano, con la esperanza...
Un sonido ya familiar cortó el aire, sus ojos se habían vuelto a convertir en lo que siempre serán, dos pozos negros, bajé la vista hasta mi abdomen, la sangre comenzó a brotar al mismo tiempo que su risa, su cara contraída por la satisfacción. Caí de rodillas mientras se alejaba, todavía riéndose. Ni me molesté en intentar llorar, había jugado bien, astuta como siempre, una victoria sin precedentes. Pero ahora no me apetecía pensar en ello, mientras la sangre seguía fluyendo, solo podía ver a aquellas niñas felices, solo quería murmurar aquellas canciones, solo quería imaginar, qué hubiese pasado si hubiésemos sido mejores.

jueves, 28 de julio de 2011

Toothpaste kisses

Todo irá bien, no me contradigas. Arrancaré todas las hojas de mi cuaderno, gastaré toda la tinta que necesite, pero lo haré, encontraré esas palabras, acabaré ese dibujo y te tendré para siempre. Y las estrellas serán testigos, en esta media noche, cuando se suponía que debíamos ser buenos, lavarnos los dientes y acostarnos temprano. Pero nunca fuimos obedientes, así que no me contradigas, porque ahora mismo ni siquiera yo me creo mi mentira. He aprendido que la realidad es mucho mejor que un "felices para siempre", sin embargo, es más dificil, más dolorosa, por eso debes creertelo, por eso necesito creermelo, y que así, solo durante unos minutos, esta noche sea eterna.

martes, 26 de julio de 2011

Ha llegado

Suspiro entre las sábanas, ya no recordaba lo agradable que puede resultar el sonido de la lluvia al otro lado de la ventana. Una mansa tormenta de verano, casi podría confundirse con el traqueteo característico de los discos de vinilo. Por alguna razón, hace que me sienta más segura y cobijada en esta cálida habitación. Sin embargo, una parte de mí se abandona a la melancolía... En el fondo sé muy bien porqué, de modo que dejo la mente en blanco, y me sumerjo en ese sonido eterno, esperando impaciente a que amanezca.

domingo, 24 de julio de 2011

En la cara oculta de la Luna

Es como siempre ese sonido, el sonido del silencio, el que me despierta a media noche, con la certeza de haber muerto, el frío aun pegado a la piel, los ojos muy abiertos y palabras hechas para no ser pronunciadas. Y juro haber muerto y despertado en ese instante, en ese sueño realidad, en medio de la tranquilidad del inconsciente, creyendo haber cerrado los ojos para siempre. Recuerdo la paz mientras la vista se nublaba, la nada, seguida del revoloteo de mi corazón retomando el vuelo, cuando todo parecía perdido, recuerdo la necesidad agarrarme a la vida con todas mis fuerzas, y multitud de rostros sorpendidos a mi alrededor, a los médicos pronunciando la palabra "Imposible", y a los ilusos, "Milagro", pues no todos nos adaptamos a la realidad, y a veces, es ella la que tiene que ceder, aunque solo sea por un instante... para poder sentir aquello que nadie más pudo contar.

lunes, 11 de julio de 2011

Save me

I carefully put myself another band-aid. It isn't important, it doesn't hurts, it will heal soon. I smile, everything is fine, everything will be fine ... I walk, with a childish illusion, as it feels like when you wake up on Christmas morning, with the same joy which you put a tooth under your pillow ... Now you thinks about those things with yearning, because it was nice, because lies usually are. It's easy to lie to someone when you knows what will want to hear, and who want to be lied. It's the easiest solution, put a band-aid and all set, you don't see it, so it isn't important ... Lie, lie and lie. So many lies must have a price, blood, blood and more blood, the bandage won't last long, it overflows like a river of bad omens. And then you realize that it's no use lying, that you will have to be valiant and see how deep is the wound, because the bullet wounds, mustn't be covered with band-aids.

Coloco con suavidad otra tirita. No es nada, ya no me duele, se curará rápido. Sonrío, todo está bien, todo irá bien...  Camino, con una ilusión infantil, como la que se siente al despertar la mañana de Navidad, con el mismo regocijo con el que colocas un diente bajo tu almohada... ahora piensas en esas cosas con nostalgia, porque era bonito, porque las mentiras, normalmente, lo son. Es fácil mentir a alguien que sabes lo que quiere oír, y que quiere que le mientas. Es la solución más fácil, poner una tirita y ya está, no se ve, por lo tanto no es importante... Mentir, mentir y mentir. Tanta mentira tiene que tener un precio, sangre, sangre y más sangre, la tirita no aguantará mucho, se desborda, como un río de malos presagios. Y entonces te das cuenta de que ya no sirve de nada mentirse, que habrá que ser valiente y ver lo profunda que es la herida, porque las heridas de bala, no deben cubrirse con tiritas.

viernes, 8 de julio de 2011

Camino a la autodestrucción

Ya no recuerdo por qué esa pequeña chispa dorada decidió aniquilarme... ¿En qué momento se alzaron las llamas? ¿Cuándo me rodearon?...¿Cuándo dejó de importarme?
Que hermoso es, el fuego, danzando a mi alrededor con esa elegancia, con esa luz, tan poderoso e indómito... Hubo un tiempo en el que solía correr por mis venas, en un pacto prohibido, volviéndonos uno solo. Ahora, por alguna razón, se ha revelado contra mí. Probablemente solo esté divagando, tengo los pulmones colapsados de humo.
No ha llegado el dolor, aun no, aunque puedo sentir algunos besos furtivos rodando por mi piel, pero aun no duele, aun no. Y quiero que me duela, y poder despertarme al fin, y torturarme a gusto, hasta recuperarme emergiendo de las cenizas, por eso comenzó todo, por eso estoy aquí, intentando sobrevivir matándome.
Es tan espeluznantemente ridículo que no puedo evitar reír, con el último aliento que me queda, suficiente para que me encuentres entre llamas y nubes, y me salves... quizás solo quería mentirme otra vez, y fingir que estoy entre tus brazos porque me quieres.