jueves, 16 de junio de 2011

El enemigo en el pecho

¡Toc-toc!
No, esta vez no, lo siento, no estoy en casa...
¡Toc-toc!
Maldita sea... ¿Esque no tienes nada mejor que hacer?
¡¡Toc-toc!!
¡No pienso volver a caer!¡Dejame tranquila!
¡¡TOC-TOC-TOC-TOC-TOC-TOC!!
¡¡YA BASTA!!
Abro la puerta, poco más que oscuridad y frío al otro lado, vacío, solitario...
Mierda...
Cierro a mi espalda con un portazo, sin saber bien si llorar o pegar a alguien.
¡Toc-toc!
Muérete ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario