martes, 29 de marzo de 2011

Querida oscuridad:

Hemos pasado por muchas cosas juntas, de hecho tenerte de compañera ha sido una experiencia memorable, de veras, aunque pasásemos momentos malos, como cuando me invadía la esperanza o cuando pensaba que todo iba bien, y te ibas, pero al parecer aquel no era el momento de separarnos. Quizás me acompañes en la distancia durante toda mi vida, pero ha llegado el momento de echarte, de ser yo misma, y de que amanezca, aunque haya que ir a trabajar, así pues, te deseo lo mejor, y no vuelvas nunca.
Con cariño:

Marta

No hay comentarios:

Publicar un comentario