martes, 23 de noviembre de 2010

Blog de dibujo

Me vuelvo a sentir como cuando era más pequeña de lo que aun soy, sentada ante mi cartulina blanca, pincel en mano, sobrecogida por el vacío que debía llenar, yo sola, sin ningún tipo de ayuda... Llegados a este punto, solía reemplazar el pincel por un lápiz, con el que poder esconder mis fallos y rectificarlos, de modo que el resultado final pareciera mejor de lo que es. Pero a veces me precipitaba, me dejaba llevar por los colores de mis acuarelas y cuando me quería dar cuenta, ya era demasiado tarde para volver atrás. Ahora mi papelera está desbordada de errores sin solución, y si, tu eres uno de ellos, al igual que todos esos buenos momentos que se perdieron entre pinceladas de colores, más cálidos y brillantes de lo que eran en realidad, más importantes de lo que resultaron ser para ti. Descuida, no tendrás el honor de ser un error importante, aunque se componga de muchas hojas, esta historia no me robará más pinceladas azules.
Así que aquí estoy de nuevo, ante mi cartulina blanca, sabiendo por fin lo que tengo que dibujar, deseame suerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario